CriticandoPodría sonar a título de cuento el encabezado de este post, pero lo cierto es que no es más que la definición de lo que hacen muchos que se llaman a sí mismos líderes de esta industria. Me refiero a aquellas personas que llevan al multinivel la máxima de ‘si no estás conmigo, estás contra mí’, que confunden defender con vehemencia su negocio a criticar despiadadamente a los que están en otros, a los que piensan que  tienen todos los derechos de su downline -‘mi equipo’ (añadir el tono de Gollum cuando decía aquello de ‘mi tesoro’)- y les gustaría anular su voluntad y aislarlos del mundo para que no descubran que existen otras posibilidades y a aquellos que manifiestan con rotundidad a lo Escarlata O’Hara “este negocio es el mío y nunca iré a otro” –y se lo has oído decir ya al menos una docena de veces-. Y que cuando hacen todo eso arramblan con reputaciones personales y de empresas simplemente porque no son ‘de los suyos’.

No creáis que escribo este post molesto porque alguien me haya ‘levantado’ algún contacto o porque me haya sentido criticado en las redes sociales, que evidentemente las dos cosas me suceden. Es lo que nos pasa a los que trabajamos, hablamos con muchas personas a lo largo del día y nos comprometemos y, como tal, lo acepto. No, lo escribo más bien porque después de todos los años que llevo en el Marketing Multinivel he aprendido que somos nosotros, los profesionales de esta industria, los únicos que podemos cambiar la imagen que muchas personas ajenas a este tipo de distribución se esfuerzan por difundir de ella. Y sí, lo escribo principalmente por los últimos artículos ‘de investigación’ (ja) que han publicado distintos medios de comunicación en España.

Quiero haceros una reflexión. ¿Por qué si hay estafadores en cualquier sector como el inmobiliario, el financiero o  la exportación nadie concluye que todos los constructores, agentes bursátiles y empresas exportadores son una estafa? Y, sin embargo, ¿por qué si en la industria multinivel hay tantas empresas que pagan religiosamente, que llevan decenas de años desarrollándose y vendiendo productos con miles y miles de distribuidores es hablar de multinivel e igualarnos despectivamente con ‘una pirámide’ ilegal y consecuentemente con una estafa?

Evidentemente la primera razón es porque ha habido pirámides que se han escondido bajo la manta del multinivel para estafar a la gente pero también hay empresas de otras industrias que lo han hecho, como he dicho. Pero centrémonos en las cosas que nosotros, que vivimos de esto, que es nuestro plan B, o plan A, que nos aporta el ingreso extra que necesitamos para poder complacer nuestras necesidades, podemos hacer para cambiar esta imagen. Y pensemos si es adecuado intentar extender nuestra red agobiando a la gente, persiguiéndola, prometiéndole ingresos desmedidos o haciendo publicidad engañosa. Reflexionemos qué trae de positivo criticar con malas artes otro multinivel distinto al nuestro para intentar atraer a nuestros contactos. Meditemos en qué lugar quedamos cuando elegimos conscientemente cambiar de negocio porque hemos visto otro que se adapta más a nuestras necesidades o forma de ser y para llevarnos a nuestra red hablamos mal de nuestra anterior empresa. Consideremos qué tiene de positivo criticar a un líder de otro multinivel o de otra línea de nuestra propia empresa sin conocerlo, simplemente porque no forma parte de nuestra estructura. Analicemos, en fin, qué imagen damos si nos mostramos como perseguidores, ‘vendeburras’, mentirosos, criticones, destructores, ambiciosos, envidiosos, egoístas e iracundos.
Profesionales del Network Marketing

Quizá deberíamos pararnos un momento y hacer un examen de nuestro método de trabajo y de nuestra forma de desarrollar nuestro negocio. Quizá deberíamos utilizar la empatía, ponernos en el lugar de los demás y no hacer lo que nunca quisiéramos que nos hicieran. Quizá deberíamos calzarnos el sombrero de la honestidad y no quitárnoslo nunca. Porque eso es lo que nos va a hacer entender que otras personas se vayan a otras compañías porque son independientes y libres de intentar buscar un futuro que ellos creen mejor, porque respetar el trabajo de los demás es respetar la imagen de nuestro trabajo –de nuestra industria y de nuestro modo de vida- y porque actuar con profesionalidad, sin mentiras, con esfuerzo y dedicando tiempo al equipo es tu mejor carta de presentación y la garantía de que la gente querrá estar contigo.

Por todo esto, creo firmemente que aquel Networker que habla mal de alguien de este negocio está hablando mal del Multinivel, está tirando piedras sobre su propio tejado y está hablando al mismo tiempo mal de él mismo porque está alimentando a los destructores de esta industria.

Trabajemos con profesionalidad y eso terminará por calar. Distingámonos de los estafadores también en nuestra forma de trabajar. Seamos honestos, señores y señoras del Multinivel y elevemos nuestra industria al lugar que se merece.

Yo estoy comprometido con todo esto. Así que si quieres trabajar de este modo, ÚNETE A MI EQUIPO.

Publicidad
Da a tu dinero una rentabilidad del 4 al 6% semanal