¿De dónde le viene la mala fama al Multinivel?

Mala fama del MultinivelEs una pregunta que me hago con frecuencia: ¿de dónde le viene el ‘mal nombre’ al Multinivel? Y me cuesta entenderlo porque tiene tantas cosas a su favor… Hagamos un rápido resumen:

  • Hay empresas que funcionan desde hace décadas que utilizan este sistema de distribución y que están muy arraigadas en la sociedad. Herbalife, Avon, Tupperware o Amway son sólo un ejemplo.
  • Existen millones de consumidores de estos productos en todo el mundo, que son fieles y constatan su calidad.
  • Y también millones de distribuidores que obtienen del Multinivel ingresos que les ayudan a afrontar su vida diaria.
  • Muchas de estas empresas, como otras que utilizan otros canales de distribución, han servido para enriquecer y sostener pueblos enteros. El ejemplo de Jerez de los Caballeros (Badajoz – España) y la empresa de joyería de Multinivel Cristian Lay puede ilustrar esta afirmación.
  • El Multinivel te ofrece como trabajador múltiples ventajas: no tienes jefes, no te exige horarios rígidos sino que tú mismo puedes administrar tu tiempo, no necesitas una gran inversión para montar tu propio negocio y por lo tanto el riesgo patrimonial es prácticamente inexistente y además te da la posibilidad de ganar acorde con tu esfuerzo y el tiempo que le dediques sin poner techo a tus ganancias.

Empresas MultinivelEntonces… ¿por qué hay recelo por esta industria? ¿por qué cuando comentas a qué te dedicas y hablas de tu trabajo como cualquier otra persona te miran mal y piensas que les vas a ‘vender la moto’ o quieres estafarle? ¡Como si el hecho de hablar con un vendedor de coches o de teléfonos te comprometiera a comprar un vehículo o un Smartphone de su marca cada semana! En fin… analicemos también a qué puede deberse esa ‘mala fama’:

  • Es inevitable hablar de Multinivel y que la sombra de ‘la pirámide’ no te amenace. Es cierto que ha habido empresas sin producto que han utilizado el nombre del Multinivel para estafar a la gente y enriquecer a los que estaban arriba a costa de los ingenuos que metían su dinero porque les habían prometido que podrían hacerse ricos sin que mediara producto ni trabajo a cambio. Pero también existen contrabandistas que se hacen llamar exportadores y hay pueblos que se matan en nombre de un dios que seguro que está en contra de cualquier violencia. Con esto quiero decir que el que quiere defraudar, estafar y hacer daño puede esconderse detrás de cualquier nombre, de cualquier industria y de cualquier razón –o sinrazón-.
  • La mala prensa también es otro motivo que ha manchado nuestro nombre, el de los Networkers, y el de nuestra industria. Los medios de comunicación y más concretamente los que se hacen pasar por medios de investigación han utilizado el sensacionalismo para hundir una industria que en tiempos de crisis ha dado ‘aire’ a muchas familias. Un distribuidor cabreado, una localización oscura, una música tétrica, una cámara oculta que saca una frase de contexto y un barrido por internet lleva a los periodistas indocumentados a sacar conclusiones que acompañadas de una voz en off catastrofista condicionan al espectador. Estoy seguro de que ninguna empresa o industria soportaría esta puesta en escena ni siquiera las del Ibex 35.
  • Los propios distribuidores también contribuyen al ‘mal nombre’ del Multinivel. ¡Claro que sí! ¡Asumamos nuestra responsabilidad! ¿Qué pueden pensar los recién llegados cuando ‘se levantan’ patrocinados, oyen hablar mal de otra persona del equipo o existen luchas entre distintas líneas o empresas? Evidentemente no pueden pensar nada bueno. De la misma forma que tampoco conduce a nada productivo a medio y largo plazo los argumentos falsos que muchos utilizan, por ejemplo decir que hacer Multinivel es fácil, que te vas a hacer rico de la noche a la mañana o que basta con presentárselo a tus primos y a tus vecinos para conseguir resultados espectaculares.
  • Pero también son las propias compañías de Multinivel las que se ganan a pulso su mala imagen –sobre todo algunas de las nuevas en esta industria- incumpliendo planes de compensación, variando estrategias, sin comunicar con sus distribuidores y dificultando el cobro. Todo ello les lleva al descrédito y consecuentemente al cierre provocando una gran inestabilidad y la ya nombrada ‘mala imagen’ del sector.
  • Y los productos. También la forma de enfocar la venta de los productos puede contribuir al agobio por parte de los distribuidores y de las personas que les rodean. El hecho de que algunas compañías te obliguen a comercializar determinado número de productos o asumir un consumo mínimo, si éste es disparatado, puede llevarte a tener llenos los armarios de tu casa o a perseguir a todo aquel que te pone delante para que te compre algo de lo que vendes. ¿Pero no es esto lo que le ocurre también al comercial tradicional que debe cumplir un mínimo de ventas?
    Network Marketing

 

En definitiva, el Multinivel no está bien considerado en nuestro país (ver el post  “¿Por qué el Multinivel no brilla en España?”) aunque en otros es una industria muy valorada y está sirviendo para que muchas familias puedan vivir muy dignamente aun en época de crisis. También el Network Marketing tiene muchas ventajas que ya he enumerado y que me hacen pensar que con un pequeño –o gran- esfuerzo por parte de los que estamos en esta industria, estamos comprometidos y creemos en su potencial podemos contribuir a mejorar esa ‘mala imagen’ de la que todos salimos perjudicados.

Si quieres ayudarme en este cometido, ÚNETE A MI EQUIPO.

”Únete a mi equipo. Juntos alcanzaremos el éxito”

******************************************************************************************************************
Me interesa conocer tu opinión sobre este artículo, por favor deja tus comentarios y si te ha parecido interesante, compártelo en Facebook o en tu red social favorita.


 
 
 

Hosting

Deja un comentario